La empresa más feliz del mundo.

Fernando Plaza Ponce, Director Pedagógico de ESO y Bachillerato del Colegio Patrocinio de San José

La empresa más feliz del mundo.
Las 11 claves para reinventar tu profesión y disfrutar del trabajo

David Tomás
Ed. Empresa Activa, Barcelona
Septiembre 2015 

Análisis de la obra y del autor

El autor de este libro, cuyo sugerente título atrae de inmediato, es David Tomás, business angel, mentor de startups y cofundador y CEO de Cyberclick, un grupo de empresas especializadas en publicidad y marketing online con sede en Barcelona, Madrid y Bogotá. En esta obra nos explica las estrategias y acciones que ha implementado en su compañía con el objetivo de mejorar su salud emocional y que la han llevado a ser galardonada en 2014 y 2015 con el Best Workplaces como la mejor empresa para trabajar en España.

Estructurada como una fábula, y utilizando como punto de referencia la novela “La isla del tesoro” de R. L. Stevenson, esta obra desgrana de manera ágil, amena y, en muchas ocasiones, divertida el camino que toda empresa que quiera ser feliz debe recorrer para lograrlo.

 

Resumen de la obra

El autor utiliza como hilo conductor la historia de un joven biólogo que había estado durante los dos últimos años investigando en el Amazonas junto a una tribu aborigen, los Umeni, y que recibe la noticia del fallecimiento de su padre. Como herencia, su progenitor le deja las dos librerías que regentaba en Barcelona. Estas librerías se llamaban Capitán Flint y John Silver, bautizadas así en honor a la famosa novela “La Isla del Tesoro” de R. L. Stevenson. Las dos llevaban años siendo deficitarias, en realidad, -como le informó Simón, hombre de confianza de su padre- durante los últimos años ambas habían dado pérdidas que habían sido sufragadas con los ahorros de su padre, pero la póliza de crédito ya sólo daba para pagar los alquileres y sueldos hasta el mes siguiente. El protagonista decide no hacer caso de la recomendación de Simón de  liquidar ambas librerías y traza una estrategia no sólo destinada a reflotarlas, sino a crear la empresa más feliz del mundo. Para conseguirlo decide aplicar un plan articulado en 11 claves (once pistas para encontrar el “tesoro”) que, en realidad, son una sucesión de acciones e iniciativas que el autor ha implementado durante los últimos años en la empresa que dirige pero que pueden ser válidas para reorganizar emocionalmente cualquier tipo de compañía.

 

Las 11 claves son las siguientes:

 

1ª.  Para y decide ser feliz

Es primordial reflexionar de manera pausada sobre qué podemos hacer para ser más felices en nuestro trabajo. Preguntarnos por qué nos aburrimos nos ayuda a encontrar soluciones.

 

2ª Cuida tu energía

La energía de las personas que integran una empresa son el verdadero tesoro de cualquier corporación. Propiciar momentos de pensamiento creativo, tanto de forma individual como grupal, supone una excelente estrategia para mejorar el nivel de felicidad de una empresa.

 

3ª Hacer las cosas simples nos ayuda a ser una empresa feliz

El valor de lo sencillo, eliminando jerarquías y burocracia, es básico para que los miembros del grupo se sientan libres y puedan aportar lo mejor de sí mismos y remar en la misma dirección. 

4ª La misión de la empresa feliz es lograr que las personas que la forman hagan aquello que se les da mejor.

Es imprescindible descubrir el talento de cada empleado y ponerle a desempeñar aquellas funciones que se le dan mejor. Hay personas valiosas cuyo trabajo es mediocre porque están en el puesto equivocado.

5º. El aprendizaje continuo y el crecimiento, tanto personal como profesional, son un pilar de la empresa feliz.

La formación constante y el planteamiento de nuevos retos es la mejor manera de evitar la monotonía. Seguir aprendiendo y compartir conocimientos entre los miembros de una empresa genera felicidad.

 

6º. Una empresa feliz debe tener un porqué con el que sentirse identificados

Es fundamental que todos los miembros de una empresa conozcan el porqué tanto de sus actividad particular como, sobre todo, del objetivo común de la empresa.

 

7ª. Para poder decir SÍ a lo verdaderamente importante las empresas también tiene que saber decir NO.

No sólo es acertar con las nuevas contrataciones, sino saber decir NO a proyectos que se nos propongan por parte de los clientes y que no se alineen con nuestra filosofía de empresa.

 

8ª. Un entorno de confianza crea un clima de felicidad en la empresa

La confianza no es algo que acepte grados: o se confía o no se confía. Los miembro de una empresa deben tener confianza entre ellos, en los valores y filosofía de la empresa y con los clientes con quienes trabajan.

 

9ª. El objetivo último de una empresa es mejorar la sociedad donde trabaja.

La actividad personal y corporativa debe redundar en un bien común: desde los clientes a las personas que trabajan en ella.

 

10ª. Los valores de una empresa feliz deben estar alineados con las personas que trabajan en ella.

Los empleados también deben estar alineados con la empresa en todo lo referente a los valores y la ética. Nunca una persona pacifista podrá ser feliz trabajando en una empresa de armamento.

 

11ª La empresa más feliz del mundo eres tú

Cada uno pilotamos nuestra nave y debemos elegir bien a nuestros compañeros de viaje. El primer objetivo debe ser la conquista de la felicidad personal y la de los demás.

Ideas-fuerza

  • Trabajar y ser feliz es posible.
  • Hay que prestar atención a nuestro corazón, va más lejos que nuestros ojos.
  • Lo primero que se debe hacer es pararse y analizar la situación para poder trazar una estrategia eficaz.
  • El éxito de una empresa reside en centrarse en las personas que trabajan en ella: el “factor humano” como centro de toda estrategia.
  • La base de todo es la honestidad y los valores: entre los empleados, entre empleados y jefes y con los clientes y proveedores.
  • Cada empleado debe tener muy claro el sentido de su trabajo.
  • Reinventarse y ser proactivo genera felicidad.
  • Es fundamental ubicar a cada trabajador en el puesto de la empresa en el que pueda desarrollar mejor sus cualidades.
  • Es imprescindible crear un entrono de confianza entre todos los componentes de la compañía. La confianza no es algo que acepte grados: o se confía o no se confía.
  • Los jefes deben tener como objetivo que sus empleados sean felices en su trabajo: pasar de ser Jefe a GeFe (Gestor de la Felicidad).
  • Hay que preguntar frecuentemente a los empleados si son felices, entendiendo el concepto “felicidad” como la realización personal y profesional, el sentir que lo que hace aporta un valor, ayuda a alguien, tiene un propósito.
  • Hay que elegir muy bien a los empleados que se contratan: deben estar alineados con los valores de la empresa.
  • Hay que prescindir, sin traumas ni estridencias, de aquellos empleados que no sienten los valores de la empresa por el bien mutuo.
  • Importancia del test binario a la hora de hacer análisis y tomar decisiones.
  • El proceso de transformación hacia lograr la felicidad en una empresa es lento y debe ser el resultado de una estudiada estrategia.
  • Muchas veces el problema es simplemente una comunicación ineficaz o inexistente.
  • Es fundamental trasladar las decisiones al equipo.
  • A través de la felicidad de los miembros de una empresa se conseguirá crear una compañía feliz.

 

Utilidades para directivos

La lectura de este libro puede resultar de utilidad para un directivo porque:

 

  • Es práctico tanto para un directivo de una gran empresa como para el de una de tamaño más reducido. Además, los recursos que se aportan pueden ser utilizados tanto por el director general como por cualquier cargo intermedio.
  • Es una hoja de ruta que ayuda a inspirar, ya que al leer este libro es fácil que surjan ideas que pueden ser aplicadas de manera inmediata en cualquier corporación.
  • Plantea acciones e iniciativas innovadoras en comunicación interna y externa muy prácticas y sencillas de llevar a cabo.
  • Utiliza a una persona ajena al mundo empresarial (un biólogo) para resolver un problema de viabilidad de una compañía pero que suple esa inexperiencia aplicando criterios propios de una mente científica como la lógica logrando muy buenos resultados.
  • Aporta estrategias para lograr un equipo de trabajo cuyas características sean la creatividad, la excelencia y la efectividad.
  • Aporta técnicas y modelos de selección de personal poco convencionales pero muy eficaces.
  • Ayuda a concienciar de que que hay proyectos y clientes a los que hay que saber renunciar porque son incompatibles con los valores de la empresa.
  • Hace hincapié en la gran importancia que tiene el pararse a analizar el funcionamiento de la empresa y de sus trabajadores de forma periódica, es decir tomarle el pulso de manera permanente y tener la capacidad y humildad de cambiar aquellas cosas que ya no funcionan.

 

Utilidades para el coach

La lectura de este libro puede ser útil para un coach porque:

 

  • Aporta pautas y dinámicas muy prácticas para la gestión de grupos.
  • Introduce y desarrolla el novedoso y original concepto de “cuenta de resultados emocionales”.
  • Explica la herramienta llamada “semáforo emocional” que, por su versatilidad, puede ser una herramienta muy útil ya que mide la temperatura emocional de los empleados de una manera muy directa, clara y original. El “semáforo emocional” consiste en que cada día los trabajadores deben completar una encuesta en la que responden a cuestiones sobre cómo es su nivel de motivación al llegar y al salir de la oficina o si le gusta la tarea que están realizando dentro de la empresa. Mensualmente se realizan exámenes más a fondo, donde los empleados son interrogados sobre cuestiones como si creen que están recibiendo o no una retribución justa.
  • Plantea distintas estrategias originales para la toma de decisiones.
  • Aporta métodos para descubrir cuáles son los talentos de cada trabajador y en qué puesto de la empresa puede desarrollarlos de una manera más eficaz y productiva.
  • Demuestra que las costumbres y forma de resolver los conflictos que utiliza una tribu aborigen del Amazonas, como la de los Umeni, a priori tan alejada de la avanzada sociedad europea pueden resultar de gran ayuda y se pueden convertir en referente para resolver problemas complejos en nuestro mundo “hiperprofesionalizado”.
  • Se exponen recursos dirigidos a crear un círculo virtuoso consistente en que si el empleado se siente identificado con el trabajo que está realizando, cada vez lo hará mejor y transmitirá confianza al resto de empleados, confianza que redundará en que estos también sientan que hacen mejor su trabajo y la salud emocional de la empresa crezca exponencialmente.

 

Conclusión

Recuerdo que cuando solicité a la dependienta de la sección de Librería de un gran centro comercial esta obra, de manera espontánea me dijo: “¡Qué título más bonito”. Pues efectivamente, detrás de un título tan inspirador y atrayente, se esconde una obra que, a priori, no parece tener grandes pretensiones pero que, sin embargo, encierra una gran enseñanza moral y una manera de afrontar la vida profesional (y la personal también) muy interesante. Me ha gustado cómo el autor ha utilizado la novela “La isla del tesoro” para articular tanto la trama de la historia como la relación entre Félix y su padre, en apariencia fría y distante pero que al final de la obra se descubre que en realidad era de profundo amor, protección y ternura. Este recurso logra involucrar emocionalmente al lector y despertar su interés.

Las propuestas que recoge el libro son, en la mayoría de los casos, en apariencia muy simples, pero es precisamente esa sencillez la que logra poner negro sobre blanco en las relaciones personales y profesionales que se establecen en una empresa, y nos invita a reflexionar sobre lo qué es “ser feliz” y lo que significa en realidad “ser bueno en tu trabajo”.

Además, el hecho de que el viaje destinado a reflotar las librerías que llevan a cabo los protagonistas del libro sea, en realidad, la hoja de ruta que el autor ha utilizado en los últimos años en su compañía, transmite credibilidad y rigor a todas las enseñanzas que aporta esta obra y anima a ponerse a construir otra “empresa más feliz del mundo”.

 

Fernando Plaza Ponce, Director Pedagógico de ESO y Bachillerato del Colegio Patrocinio de San José

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s