Levantarse y Luchar. Como desarrollar la Resiliencia

levantarse y luchar

Autora: Rafaela Santos

Editorial: Conecta. Barcelona, 2013

Interesante tema el que trata este libro de forma sencilla y muy amena: la RESILIENCIA. Es atrayente por varios motivos. Por un lado, porque a lo largo de nuestra vida, todos los seres humanos terminaremos enfrentándonos antes o después de media, a 2 o 3 acontecimientos traumáticos. Por otro, porque debido a la situación actual en la que vivimos, llena de incertidumbres, cambios, competitividad, complejidad, tensiones… el tema de la resiliencia y su desarrollo, se hace más necesario que nunca.La autora del libro es Rafaela Santos una psiquiatra, doctora en neurociencia, y experta en resiliencia. De hecho es la Presidenta del “Instituto Español de Resiliencia” y de la “Fundación Humanae”. Es ponente habitual en varias escuelas de negocio y colaboradora de diferentes medios de comunicación.

Los recursos económicos generados con la venta de este libro, están siendo destinados íntegramente, a un programa que trata la depresión, en la “Fundación Humanae”.

La autora comienza en la introducción del libro, definiendo que es la Resiliencia, “es la capacidad que tiene cada ser humano, para poder afrontar las circunstancias más adversas, de forma constructiva”.

Muestra testimonios de diferentes personas que “lucharon y vencieron” a la tempestad, a pesar de tener el viento en su contra.

En los seres humanos que han desarrollado la capacidad que nos ocupa, “la Indefensión aprendida” o no se da, o el periodo de recuperación es mucho más corto. Se denomina ”Indefensión aprendida” a la conducta pasiva convertida casi en hábito, que algunas personas muestran, después de ciertos intentos ineficaces de respuesta positiva frente a un cambio. Este último hecho, les lleva a pensar, que no pueden hacer nada para modificar lo que desean.

Las personas resilientes se centran en “el área de influencia”, es decir en lo que pueden hacer para resolver el conflicto, y no en “el área de preocupación”, que consiste en dedicarse a dar vueltas sobre lo que les ha sucedido, sin salir de ese círculo vicioso. No favorece ni estimula el crecimiento en los niños de la resiliencia, el que no reciban afecto por parte de sus padres, que éstos no se ocupen casi de ellos por falta de tiempo, que les sobreprotejan, o que les den todos los caprichos etc… Rafaela y su equipo, en el “Instituto Español de Resiliencia”, desarrollan la capacidad que estamos tratando, a través de un programa que consta de 6 pasos:

*Autoconocimiento. La autora y sus colaboradores exploran tanto las fortalezas, como las carencias que cada paciente tiene.
*Percepción. Les ayudan a cambiar sus percepciones negativas, y a desarrollar la esperanza, pensando que los problemas se pueden superar.
*Aceptación. También fomentan en ellos, que asuman lo que les ocurre, y sean conscientes de que los conflictos forman parte de la vida.
*Motivación. Les ayudan a que tengan objetivos claros y reales, les motivan, y dan confianza para que luchen por ellos.
*Voluntad. Les animan a dar pasos constantes en la misma dirección, y a desarrollar la fuerza de voluntad.
*Crecimiento. Por último, el programa se ocupa, de que sus pacientes crean firmemente que una dificultad bien gestionada, se convierte en una oportunidad de desarrollo

Ideas-Fuerza:
– Los seres humanos contamos con muchas capacidades que no desarrollamos, hasta que las circunstancias nos obligan a ponernos al límite.
– Es importante aprender a aceptar lo que no se puede modificar, y a remover aquello en lo que si podemos influir.
– Para cambiar es necesario “modular” es decir modificar la forma de pensar, sentir y actuar.
– La fuerza interior que mueve la resiliencia, se desarrolla a partir del afecto que se recibe en la infancia..
– Las personas que poseen la capacidad que trata este libro, no se sienten invulnerables, sino al contrario. Son conscientes de su debilidad, pero saben gestionar muy bien sus miedos.
– Poseen mayor fortaleza mental, lo que no significa que no sufran.
– Cuanto más inflexible y rígido es un ser humano, más vulnerable resulta ser.
– El sentido del humor, nos ayuda a ser resilientes, porque nos permite descargar tensiones, evitar el desgaste y flexibilizar la mente.
– El miedo puede ser un mecanismo positivo, cuando responde a una amenaza real, pero también puede ser un potente freno, que nos impida crecer, por eso en esas ocasiones habría que vencerlo.
– Cuando el stress es demasiado intenso o prolongado, aparecen enfermedades: problemas cardiovasculares, digestivos, hipertensión…, también angustia, ansiedad o depresión.
– Conviene desterrar de nuestro vocabulario la palabra “fracaso”, y pensar que equivocarse no es fracasar, ya que de los errores se aprende.
– Solo el que sabe aplazar la recompensa, desarrolla la fuerza de voluntad.
– No hay obstáculo que no pueda ser vencido, si la voluntad está fortalecida.

Problemáticas Directivas:
“Levantarse y Luchar” va a hacer conscientes a los directivos, (especialmente con el ejemplo de Lorenzo Servitje, gran empresario, promotor del “Grupo Bimbo”) de que:
– Se puede llegar a gestionar un gran negocio, empezando de la nada, ya que “el que la sigue, la consigue”.
– A la competencia no hay que tenerla miedo, puesto que hace crecer a las empresas, al sacarlas de su “zona de confort”.
– Es fundamental para la buena marcha de una compañía, que todo el personal se involucre, aportando su iniciativa y entusiasmo, ya que cuando las personas están contentas trabajan mejor.
– A veces es necesario por la buena marcha de la empresa, cambiar el modelo de negocio y ser flexibles.
– Es importante saber perder, teniendo siempre la esperanza en un futuro mejor, donde se recupere lo perdido.
– Es compatible ser un buen directivo y empresario, con ser una persona íntegra, que enfoque su vida al servicio de los demás.
–  Es fundamental que exista en todo negocio un equilibrio, entre el campo de la economía (lo que puede hacerse) y el de la ética (lo que debe hacerse).
– Sin riesgo, no hay trabajo empresarial.

Consejos para Coaches:
Los coaches podrán aludir a este libro en numerosas ocasiones, especialmente cuando se encuentren con coachees, que tengan como objetivos de sus procesos de coaching:
– Ser felices, y no sepan cómo.
– Superar algún momento delicado o adverso, de su vida profesional o personal.
– Hacerse responsables de lo que les sucede, y superar su actitud de “víctima”.
– Desarrollar su capacidad de adaptación al cambio.
– Aumentar la sensación de control de los acontecimientos, y su capacidad para afrontar retos.
– Eliminar las “quejas” de su vida.
– Desarrollar la fuerza de voluntad.
– Y superar miedos o estrés.

El ser humano puede ser feliz a pesar de las adversidades de la vida, ya que la felicidad no depende de la realidad en sí, sino de la interpretación que hacemos de dicha realidad.
El ser resilientes nos va a ayudar mucho a ser felices. La resiliencia es una capacidad que se puede entrenar con esfuerzo, disciplina y mucha constancia. Para que en la madurez, las personas desarrollemos la resiliencia, tiene una vital importancia la educación que hemos recibido de niños.

Rafaela nos cuenta al final del libro, como paseando por las calles de Roma, descubrió el gran secreto de la Resiliencia: “NIHIL DIFFICILE VOLENTI” (“Nada es difícil si hay voluntad”).

Carmen García, Socia del Club de Bibliocoaching

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s