Alegría

alegriaJavier Cantera Herrero, Presidente Grupo BLC y  Fundación Personas y Empresas

ALEGRÍA

Libro nº22

ÁLEX ROVIRA

FRANCESC MIRALLES

Ed. ZENTIH

Septiembre 2017


Análisis de la obra y del autor

Este nuevo libro de Alex Rovira y Francesc Miralles incide en la importancia de buscar la alegría igualmente que en su libro “La buena Suerte” Alex nos pedía que había que buscar la suerte y en el libro “Ikigai” Francesc nos decía que había que buscar nuestro propósito de vida. Lo importante es la acción de buscar para poder encontrar. Este es un libro que a través de cartas personalizadas enviadas a una persona en situación depresiva va aclarando la importancia de la actitud positiva y la alegría si queremos conseguir ser una persona plena, y por tanto, un gran profesional. A través de 30 cartas abiertas al público propone,  con un lenguaje coloquial, un punto de reflexión de tus conductas diarias. Y al final nos propone una fabula para intentar indexar todas las ideas expuestas. Como siempre los autores nos aportan ideas con mucha fuerza pero ante todo con un formato divulgador muy potente. Los autores representan a  nuestras máximas figuras en divulgación de ideas de crecimiento personal sin caer en las visiones simplificadoras de los apóstoles de la autoayuda.

Resumen de la obra

La principal aportación de este libro está en su reivindicación de la alegría y no caer en la entronización  de la felicidad de otros libros. Sin alegrías pequeñas, diarias y sencillas no se puede caminar con felicidad. El camino de la felicidad actual es importante por ser vivido paso a paso, instante a instante y eso significa tener alegría. La alegría como conducta diaria que nos hace felices y no buscar el “santo grial” de la felicidad plena.

Con esta fórmula de cartas personalizadas aborda temáticas sencillas pero de enorme poder de cambio que podemos resumir en:

  1. No hay alegría sin tristeza. La tristeza es necesaria para saber ser alegre. El alegre permanente es una fantasía de autoayuda.
  2. La alegría está en las pequeñas cosas diarias. En las evocaciones emocionales de un recuerdo que nos conmueve y no en grandes proyectos y visiones, en las personas con las que te rodeas.
  3. La actitud es la base de la alegría. Sin una actitud positiva no nos encontramos con la alegría y con alegría abrimos la puerta del aprendizaje. El gozo del alegre a aprender es básico para aceptar que sin tener alegría por saber poco podemos saber.
  4. Lo natural es querer estar alegre. Tanto en nuestra etapa infantil cuando conectamos con la naturaleza observamos que lo habitual es querer estar alegre. La alegría está posibilitada por nuestra propia naturaleza. Y si no prueba a pasear contemplando la vida y como te sale una sonrisa natural.
  5. La importancia de reflexionar en querer estar alegre. Hay que pensar en estar alegre porque el entorno nos aborda con situaciones negativas pero si pensamos en nuestros amigos, pareja, familia, podemos impulsar tu alegría. La pura reflexión de tu existencia te lleva a una sonrisa.
  6. Hay que ayunar a ser crítico. “Quien critica se confiesa” dice nuestro querido Gracian por eso hay que des-cubrir la alegría, es decir dejar de cubrir nuestra alegría natural a través de reflexiones positivas para evitar los juicios y prejuicios críticos.
  7. Para cambiar hay que hacerlo alegremente. La alegría de transformarse y cambiarse por sí mismo. Nadie puede cambiar sin pensar en las ventajas que tiene el futuro o las que actualmente te depara el cambio. La alegría al cambiar produce la fuerza de tu cambio.
  8. Vivir el tiempo desde la alegría. Entre los perjuicios del pasado y los agobios del futuro vivimos en un escuálido presente. Hay que vivir el presente ampliado con alegría para no morir en el intento de ser feliz.
  9. La alegría sin objetivo. Hay que tener un actitud y unas conductas alegres per se, sin objetivo. No es necesario tener grandes ocasiones para vivir grandes alegrías. Es normal estar alegre cuando te pasa algo maravilloso, pero lo importante es que con tu alegría hagas maravilloso algo normal. La sencilla alegría de la simplicidad cotidiana.
  10. Hay que esforzarse y buscar la alegría. Sin buscar la alegría no la vas a encontrar. Hay que invertir esfuerzo para conseguir ver con otros ojos la nueva realidad. No se trata de buscar nuevas realidades sino hacer sacar la versión alegre de tu propia realidad.
  11. Hay que confiar en la alegría. Sin confianza en que podemos conseguir tener nuestra mejor versión alegre, poco podemos conseguir. Confiar en nosotros mismos nos produce alegría de que seguro que podemos hacerlo.
  12. La alegría se cultiva. Puede que tengas la ocasión de tener alegría por un hecho fortuito del entorno, pero la búsqueda de la alegría es un cultivo continuo de sonrisas. Si no queremos estar insatisfechos en busca de la felicidad seamos como unos  agricultores que cultivemos diariamente nuestra alegría.
  13. La alegría se expresa en la generosidad. Como dice Alejandro Jodorowsky “lo que das, te lo das. Lo que no das, te lo quitas”. Dar es la máxima expresión de tu alegría. Siempre el que no da tiene temor, desconfianza y se encierra en sus propios sentimientos. Dar es conseguir abrir las ventanas de tu alegría.

Estas trece reflexiones resumen un libro de enorme poder sugerente, y ante todo, su capacidad de evocar actitudes alegres. Pone claramente una sonrisa a sus lectores.

Ideas-Fuerzas

Las ideas fuerzas fundamentalmente están nucleadas en 6 grandes líneas argumentales:

  1. La alegría y la tristeza conviven en el día a día como grandes compañeros. Y percibir que la tristeza es el espacio entre dos momentos alegres es muy diferente que pensar que la alegría es un lapsus en este valle de lágrimas. Por tanto la percepción y la actitud hacia lo positivo genera que una misma realidad sea vivida de diferente forma. Cultivemos esta percepción y alegría y seguro que seremos más felices.
  2. Que estar alegre es lo natural y la tristeza procede de nuestros pensamientos del pasado y del futuro que nos encarcelan el presente en raquíticos pensamientos. Las sonrisas de los niños y la alegría que nos da la naturaleza y el ejercicio explica que lo natural es estar alegre.
  3. Que nuestros pensamientos son grandes enemigos de nuestra alegría. Que hay que reflexionar hasta qué punto las personas que nos rodean nos hacen estar alegres, que toda realidad puede ser vivida de forma alegre y que los agobios de querer ser y las creencias limitantes del pasado evitan ser felices.
  4. Que el cambio y el aprendizaje necesitan de la alegría. Nadie plantea el cambio sin afrontarlo desde una fuerte base emocional, cambiar implica querer cambiar, y por tanto, la alegría es una base fuerte para cambiar. Y además, nadie puede aprender durante mucho tiempo sino tiene la alegría por querer aprender.
  5. Que la alegría sin objeto, sin tener una razón aparente hay que cultivarla y esforzarnos todos los día para conseguirla. Que si no tienes una actitud proactiva no vas a conseguirlo porque nadie te lo va a facilitar. Desde el entorno te invaden negatividades que debes superar.
  6. Que la generosidad es la base de la alegría, nadie está alegre si tiene miedo a dar y se guarda celosamente su saber, su tener o su ser. Hay que exponerse a dar para valorar la felicidad de recibir. Buscar la alegría se labra desde la generosidad.

Utilidades para directivos

El directivo encuentra en este libro, de una forma muy sencilla y de enorme valor divulgativo, las siguientes utilidades:

  1. Para la persona que quiere ser feliz sin pensar en su día a día, más que ser feliz debe estar feliz.
  2. Para los directivos que se centran en ver la multitud de inconvenientes y barreras que tienen la realidad, y que se encierra su alegría en los vaivenes del mercado.
  3. Para aquellos que piensan que la alegría nos la da la vida y que no se esfuerzan en cultivar las pequeñas alegrías del día a día. Aprender a cultivar tu propia alegría es la mejor forma de hacer feliz a tu entorno.
  4. Para los directivos que banalizan la alegría y creen en los planteamientos super racionales y huyen de tomarse la vida alegremente. La alegría es la base del cambio y del aprendizaje, por tanto, es insensato no cultivar la alegría.
  5. Para las personas que están agobiadas por el futuro y tienen tristeza por su pasado, para que den una oportunidad al presente para ser felices.
  6. Para los directores que no dan valor a la confianza y la generosidad como base de  su liderazgo, se puede ver en este libro que la principal ventaja de ejercer dichas cualidades está en la propia alegría.
  7. Para los directivos que valoran el tiempo en hacer cosas, tachar hitos de la lista y no en vivir alegremente la contemplación del día a día.

Utilidades para el coach

En un proceso de coaching nos puede servir para trabajar:

  1. Para relativizar la tristeza y no estigmatizarla, sino que igualmente que la muerte significa que alguien ha vivido, la tristeza es una parte de tu alegría futura.
  2. Para enmarcar la alegría como una actitud y que depende de ti ser y estar alegre.
  3. Para visualizar que la alegría te abre la puerta del cambio personal y te facilita el aprendizaje de nuevos hábitos.
  4. Para resaltar la capacidad de estar alegre sin motivo es una actitud vital que te posibilita crecimiento personal.
  5. Para desarrollar el cultivo de la alegría más que su pastoreo, hay que trabajar la tierra de ser alegre para conseguir la cosecha de la felicidad.
  6. Para destacar la importancia de ser generoso para generar alegría y no solamente hay que dar, sino también dar con la confianza que siempre te vas a beneficiar, aunque sea solo por tu voluntad de haber dado.

CONCLUSIÓN

Volvemos a destacar una obra de Alex Rovira y Francesc Miralles por su capacidad divulgativa y su alegría al escribir un libro sobre la alegría. Se nota que los autores ejercen el tortuoso camino de ser alegre sin objeto, per se. Es un  libro de indudable frescura, y sabe contar la alegría y que sirve para hacer coaching por su practicidad. En este mundo donde los problemas se multiplican, el cambio está en nuestra alegría. Y para acabar la frase de Balzac que también se menciona en el libro “Aunque nadie cambie, si yo cambio, todo cambia”.

 

Javier Cantera Herrero, Presidente Grupo BLC y  Fundación Personas y Empresas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s