Trabaja el fondo, no sólo la forma…

El networking hoy se ha convertido en una habilidad indispensable para potenciar nuestra carrera profesional, independientemente de cuál sea el momento, contexto o fase de la misma en que nos encontremos.

La palabra networking ha venido para quedarse en nuestra vida profesional, pero más que quedarnos con la etiqueta, palabra o actividad en sí misma, ¿qué tal si profundizamos e identificamos qué hay en el fondo del término, evitando así fijarnos como habitualmente se suele hacer, en la forma?

Una definición sencilla del networking podría ser: la habilidad para generar y vincular contactos profesionales sobre la base de un beneficio mutuo y gestionado de forma estratégica.

Estamos hablando pues de una habilidad que requiere de una serie de conocimientos y destrezas pero también ponerla en práctica, lo que demanda por supuesto una actitud y disposición para ello.

Cuando hacemos networking o trabajamos nuestra red de contactos, hemos de poner en juego una serie de habilidades relacionadas con comunicar, tomar iniciativa, organizar y planificar, relacionarnos, escuchar, empatizar, conceptualizar, analizar, etc. Y si vamos un paso más allá, existen aspectos que pueden devenir en obstáculos que sólo el tesón, una estrategia clara, y una marcada motivación y paciencia pueden ayudarnos a superar, que son las barreras que tienen que ver con nuestras propias percepciones, creencias, diálogos internos y motivaciones hacia la misma actividad del networking.

Todo ello requiere pues un diagnóstico de estas habilidades y creencias para determinar nuestras fortalezas y debilidades para afrontar esta gestión de contactos y también nuestras zonas de aprendizaje y desarrollo. Este análisis nos permitirá focalizar el campo de actuación, en lugar de maximizar etiquetas del tipo “esto no es lo mío, es para comerciales”, “no me gusta pedir favores”, “no me encuentro cómodo”. Esto evitará que confundamos la actividad con el propósito.

coffee-break-1177540_1280

¿Debo hacerlo, tengo que hacerlo o quiero hacerlo?: descubrir las motivaciones reales y el beneficio que puede reportarnos es la única manera de empezar a hacer algo. Es lo que sucede por ejemplo, si decidimos ir a un evento. Ir por ir, no vale de nada. Será necesario prepararlo y mentalizarnos para asistir con un espíritu impregnado de curiosidad, anticipando un beneficio para nuestro plan para que tenga una utilidad congruente con nuestro propósito.

Iniciativa: si quieres podrás atreverte a romper el hielo, a exponerte al riesgo controlado de vencer tus propios miedos. Para ello es bueno que pienses qué cosas puedes preguntar que puedan ayudar a los asistentes y a ti el primero a compartir temas de interés. Adoptarás una actitud integradora que los demás apreciarán positivamente y que trasladará de ti una actitud de acogida. Aunque tú no organices el evento, adoptarás el papel del anfitrión y no del invitado, con lo que eso supone. Piensa en clave de lo que ganas, será una forma de sacarte de tu área de confort y medir tu capacidad para mostrar iniciativa y seguridad.

Persuasión: claro, para resultar convincente y trasladar esa seguridad, has de resultar creíble y de todo ello surge la necesidad de aprovechar estas oportunidades para ponerte en valor. Habla de lo que sabes en relación al tema que sea objeto de la charla o la conversación. De manera que en vez de decir por ejemplo, -soy director financiero- comenta de lo que sabes y sobre todo lo que habitualmente solucionas desde ese puesto, en tu trabajo.

Planificación y organización: hemos comentado que el networking es poner en marcha tomar notauna serie de acciones conforme a una determinada estrategia. Y ello requiere de organización, registro y método. Hacerte preguntas antes de un evento sobre ¿qué temas se van a tocar? ¿qué de mi experiencia y visión puede ser más interesante y adecuado al tema del evento? Te ayudarán a ello. Esto implica pues, investigar, conocer, analizar y sobre todo evitar la improvisación. Improvisar es exponerse a dejar las cosas al azar.

Habilidades sociales: los eventos, los cafés, las comidas o los encuentros que resulten de tu actividad de networking, son actos sociales que lógicamente requieren la utilización de tus habilidades relacionales. Como toda destreza que se ejercita, irás notando que se pone en forma, hasta el punto que podrás llegar a preguntarte cómo pudiste vivir a gusto estando acomodado sin moverte en sociedad.


Creencias
: ¿cuál es tu disposición y el diálogo interno que te acompaña cuando abordas esta actividad? ¿Desde qué perspectiva partes? Afrontar con afán por aprender, explorar, buscar la forma de proponer, sugerir, movilizar, atraer y evitar el supuesto de “tengo que pedir favores”, es la forma de vencer nuestras barreras. Nuestras creencias sobre cómo funcionan las cosas, sobre lo que somos y las expectativas de lo que el futuro nos puede ofrecer pueden potenciar u obstaculizar y en ambos casos mucho, nuestra actuación en el ámbito de la generación, mantenimiento y gestión de nuestros contactos.

Emociones: existen y es necesario identificarlas, reacciones emocionales asociadas a determinadas situaciones. Esas emociones que se despiertan cuando pensamos en clave de hacer algo que no nos gusta nos llevan a postergar nuestra acción. También nos limitan, en esto de hacer contactos, de movernos, de exponernos ante los demás, pero también nos ayudan a movilizar nuestros esfuerzos y a integrar una actitud positiva que trasladamos a los demás, porque el entusiasmo es contagioso.

Por todo esto, queremos en este número de nuestra revista repasar qué habilidades debemos poner en juego para gestionar nuestros contactos, y con qué herramientas y/o aplicaciones podemos contar.

Así que no lo dudes, ¿networking o gestión de contactos? elige una de las dos, ya que son la misma cosa, no tienes otra opción. ¡Adelante!

 

María Pizzuto, Socia Directora de Reskilling

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s